Search

Conservación de suelo

Comúnmente se estudia el suelo como un “ente” en el cual crecen y se desarrollan las plantas, aunque debería considerarse como un sistema dinámico desde el punto de vista de su fertilidad y su productividad.

Al considerar la nutrición de un cultivo, específicamente la yuca (ManihotesculentaCrantz), se debe tener en cuenta la relación suelo-planta-agua y no cada factor por separado, ya que es necesario estudiarlo como un todo.

Otro punto importante en la nutrición vegetal es el tema de la fertilización como práctica de manejo, para recuperar, sostener y mantener la fertilidad del suelo y elevar la productividad de un cultivo.En general, existe un desconocimiento grande de la adecuada interpretación del análisis químico y físico del suelo, herramientas básicas de diagnóstico para recomendar fertilizantes químicos u orgánicos.


Uno de los principales objetivos de la corporación CLAYUCA es brindar al sector yuquero algunos de los conceptos relacionados con la nutrición del cultivo de la yuca, sobre aspectos básicos del suelo y sobre la correcta recomendación de fertilizantes como práctica de manejo del suelo.


El cultivo de la yuca se considera rústico y de amplia adaptación a una gama de suelos, climas, además de soportar largos períodos de sequía. Se siembra en suelos con textura arenosa, hasta arcillosa, pasando por los francos y en altitudes desde el nivel del mar hasta los 1700 m, temperatura promedio de 24°C y humedad relativa cercana al 72%.


Por lo regular, este cultivo se ha sembrado en áreas planas o en regiones con pendientes menores que 15%; sin embargo, por la presión del hombre sobre la tierra para producir alimentos, se han involucrado tierras de ladera para sembrar yuca y cambiar así su uso potencial. Según estudios del ingeniero Luis Fernando Cadavid y Cadavid (CLAYUCA) y ReinhardtHoweler (CIAT), el resultado ha sido desalentador al incrementarse la deforestación y, por ende, la pérdida de suelo por erosión (erosión hídrica o antrópica), pérdida de nutrientes del suelo por escorrentía y alta extracción por el cultivo (desgaste químico).

En las últimas décadas, la erosión del suelo ha aumentado alarmantemente, debido al mal uso de este recurso. Esta degradación de los suelos (tanto física como química, especialmente en ladera) producida por el hombre, ha causado una pobreza generalizada entre los habitantes del campo y, como consecuencia, se ha dado una masiva migración de esta población hacia las grandes ciudades, creándose así más cinturones de miseria.


A pesar de las limitantes, existen alternativas que pueden ser viables para recuperar, conservar y aumentar la fertilidad y productividad de los suelos dedicados al cultivo de la yuca, e incrementar el rendimiento en términos de raíces tuberosas, mayor calidad de éstas y material de siembra de excelente vigor.

Más en esta categoría: Fertilización »