Search

Manejo poscosecha

Publicado en Manejo Poscosecha

Aunque la yuca no tiene un período específico para madurar, hay uno óptimo de cosecha, que depende de la variedad y de las condiciones agroclimáticas donde se desarrolla el cultivo. Si una variedad de yuca se cosecha antes de su periódo óptimo, los rendimientos serán bajos; si se cosecha más tarde, el contenido de almidón y de materia seca pueden ser bajos.

Es importante recordar que la eficiencia en la práctica de la cosecha se refleja en la rapidez con que el producto se mueve del campo a su lugar de almacenamiento, y en adecuado manejo para reducir daños.

Aunque generalmente la cosecha se define como el conjunto de raíces recogidas, el manejo actual de los cultivos confiere a la cosecha una serie de aspectos importantes que van desde la planeación de la cosecha, la manera de retirar las raíces de la planta, su acondicionamiento y selección, hasta el empaque para ser trasladadas al sitio donde se comercializan.

Después de la extracción de las raíces se colocan sobre los surcos donde estaban las plantas. El producto cosechado debe llevarse a un sitio de acopio donde esté protegido del sol y del viento hasta el momento de empaque o cargue, para no aumentar el calor interno que acelera procesos fisiológicos y microbianos que deterioran la calidad.

En cuanto sea posible, las raíces se someten a un control de calidad durante su cosecha: se depojan de fragmentos de tallo adheridos, se desechan las piedras y los terrones que pueden acompañarlas y se separan la raíces que parezcan deficientes.

Pesaje de las raíces frecas
La yuca se pesa en una báscula con capacidad para varios bultos a la vez para agilizar esta operación.

Pesar la yuca antes y después del secado permite definir el parámetro de rendimiento, tanto para las variedades de yuca que se utilizan como para el proceso mismo.

Lavado
Cuando las raíces frecas tienen tierra adherida, el producto seco puede tener un alto contenido de ceniza, especialmente de sílice, lo que reduce su calidad.

La tierra se adhiere a las raíces cuando la yuca se ha cosechado en una época lluviosa y en un suelo pesado.

Picado en trozos
Para que las raíces se sequen rápidamente es necesario exponerlas al aire en una superficie mayor; esto se logra cortándolas en trozos pequeños y uniformes, labor que se puede realizar utilizando una máquina picadora.

Secado
Los métodos de secado de trozos de yuca más comunes pueden clasificarse, según el nivel de tecnología alcanzado y su costo, de la siguiente manera:

    Secado continuo en secadores rotatorios o de transportador.
    Secado por tandas en secadores de capa estática, empleando aire caliente forzado.
    Secado natural (con luz solar) en pisos de cemento o en bandejas.

La elección del método depende, en gran parte, de la cantidad de yuca que se secará, de la disponibilidad de capital, del costo de la mano de obra y de la disponibilidad de las fuentes de energía.

Más en esta categoría: Conservación de raices frescas »